Por - - 0 Comentarios

En la madrugada del lunes 21 de diciembre de 2009, Jaime ‘El Flaco’ Agudelo, falleció en la ciudad de Cali – Colombia a los 83 años de edad, tras sufrir de una insuficiencia respiratoria en una clínica de la ciudad.

Jaime Agudelo caracterizado de 'Jaimito'

Jaime Agudelo caracterizando a 'Jaimito'

Jaime Agudelo Vidal, es velado durante el lunes en Palmira, Valle del Cauca (Colombia) y el martes 22 de diciembre 2009, llegará a Bogotá a la Funeraria La Candelaria (Calle 98 No.18A-23) donde será velado y posteriormente cremado, como fue su última voluntad.

Su última aparición en televisión fue el martes 15 de diciembre de 2009, durante la celebración de los 40 años de Caracol Televisión. Ese día, Jaime Agudelo recibió un reconocimiento especial por parte de Carlos Alejandro Pérez, presidente de la Junta Directiva de Caracol Televisión, por la labor de este programa de humor, el más antiguo y exitoso programa de la pantalla colombiana.

Ahora, que Colombia despede al “Flaco” como uno de los comediantes más importantes del país, se cumplirán los deseos que él mismo tenía, prometiendo seguir haciendo humor, pero ahora desde el cielo: “espero, ojalá no tan pronto, poderme reunir con el “Chatico” Latorre, Humberto Martínez y el “Mocho” Sánchez y hacer reír al mismísimo San Pedro”.

“El Flaco” Agudelo, fue uno de los humoristas más reconocidos de Colombia y en especial del donde se desempeñaba laboralmente en el programa humorístico Sábados Felices,, siendo partícipe desde su primera emisión en el año 1972.

Nació en el año de 1926 en Palmira (Valle), de padre paisa y madre payanesa, Jaime Agudelo Vidal creció en un hogar de escasos recursos y luchó por sacarlo adelante. Estaba casado desde hace 45 años con Milena Vergara. Intentó en su juventud ser sacerdote, trabajó en uno de los tantos Ingenios del Valle del Cauca, hasta que identificó su vena artística y potencializó sus dotes como humorista. Él mismo relataba que desde su nacimiento estaba predestinado a hacer reír a la gente: “Cuenta un hermano mío que ninguna vecina o familiar que haya ido a visitar a mi madre para conocerle su nuevo hijo, se aguantó las ganas de soltar una carcajada al ver ese esquelético insignificante dentro de la cuna. Ni para qué hablar de mis años juveniles donde gracias a mi figura fui el hazmerreír de los niños del colegio. Pero digamos que todas esas etapas, fueron tan sólo un entrenamiento para mi futura profesión, porque jamás me dieron un centavo por hacerlos reír”, explicaba.

En 1966 conformó un grupo musical con su hermano y comenzó a cobrar por presentaciones. “Nosotros creíamos que éramos un dueto serio, pero por lo visto el público no lo veía así, porque no paraba de reír desde que salíamos al escenario hasta que terminamos el show”, comentaba el comediante cuando se le preguntaba por los inicios de su carrera.

Muchos son los personajes que “el Flaco” ha caracterizado, pero el más recordado fue “Jaimito”, un niño vestido de marinero que avergonzaba a los adultos con su inocencia. Después de dedicar su vida a la televisión, el significado de haber pertenecido a Sábados felices por 37 años es imposible de sintetizar, sin embargo con las siguientes declaraciones que dio en uno de los homenajes que recibió en vida, se expresa su sentimiento: “He sido el hombre más afortunado del mundo por haber tenido a mi lado compañeros admirables como Álvaro Lemmon, La “Gordita” Fabiola, Heriberto Sandoval, Patricia Silva, por mencionar sólo algunos de mis colegas pues si los menciono a todos sería interminable. Sin embargo, quisiera resaltar los dos aspectos que más me han hecho feliz: primero el haber hecho reír durante todos estos años a los colombianos que tanto lo necesitan y el haber contribuido a la construcción de centenares de escuelitas a lo largo y ancho del país”, decía.


EntretenimientoPlus.com
Cultura + tech + entretenimiento

Páginas relacionadas:
Canal Caracol