Por - - 17 Comentarios

estrena el domingo 1 de agosto de 2010 a las 10:00 pm. “Falsos Profetas” un programa centrado en personas de carne y hueso quienes creen ser el Mesías y que a su vez son consideradas por otros como la reencarnación de Jesús.

El regreso de Jesucristo conforma la gran de miles de millones de cristianos en todo el mundo. En 2009 las cámaras de Channel acompañaron a tres hombres en distintos países quienes afirman ser el Mesías y recurrió a testimonios de sociólogos y psicólogos para analizar el comportamiento de cada uno de , pero también el de las multitudes que creen en su divinidad.

Sergei Torop, ex policía de tránsito en Rusia es considerado por muchos la reencarnación de Jesús; Torop sostiene que Dios lo ha enviado a la Tierra para crear una sola fe unificada que reemplace todas las religiones existentes. En su discurso se destaca la promesa de un mundo perfecto para sus seguidores, e incluso, la creación de su propio paraíso personal en la tierra conocido como “La Morada del Amanecer” donde sus miembros sobreviven con lo que allí cosechan y crían.

David Shayler tiene una misión divina en Israel, una labor que según él le fue comunicada por el Espíritu Santo. El trabajo de David como agente del servicio de inteligencia británico M15 y un tiempo en prisión marcaron un quiebre en su vida. Años después tuvo una epifanía y a partir de ella se proclamó como el nuevo Jesucristo, aunque nadie parece creerle eso no parece afectar su convicción.

Domingo 1 de agosto 2010 a las 10:00 pm. en

Por su parte, el Pastor Apollo Quiboloy cuenta con más de 6 millones de seguidores en todo el mundo y como tantos gurúes espirituales, los atrae con una promesa de salvación y un notable despliegue en los medios de comunicación. A todos les pide el 10% de sus ingresos para colaborar con el Reino de Jesucristo y luego de cada servicio se dirige a su casa en su transporte preferido: el helicóptero pastoral.

“¿Falsos Profetas?” indaga la vida de estos tres hombres, no sólo las razones por las cuales cada uno de cree ser Jesucristo, sino también la razón por la que ciertas personas aceptan sus extraordinarias afirmaciones.