Por - - 0 Comentarios

Kathy Presciano, especialista en iluminación de General Electric, comparte una serie de útiles consejos que le permitirán sacar el mayor partido posible a las nuevas tecnologías disponibles.

Cuando desarrolle su propio plan de iluminación para el hogar, observe con atención todos los espacios. Tome en cuenta el uso particular de cada una de las habitaciones y qué tareas se llevarán a cabo en ellas (cocinar, lavar, aseo personal, etc.).

ge-una-luz-cada-habitacion

Considere las dimensiones, el decorado, la disposición de los muebles y las instalaciones eléctricas disponibles, así como la presencia o ausencia de ventanas, domos, tragaluces y cualquier otra fuente de luz natural durante el día. Los consejos básicos que ahora nos presenta la especialista en iluminación Kathy Presciano le ayudarán a aprovechar como un elemento importante de la funcionalidad y decoración de su cocina, comedor, dormitorio y baño.

Seleccione una pestaña

[tab:Cocina]

Cocina

La cocina es a veces espacio de trabajo y a veces lugar para la convivencia casual. Usted puede ajustar su iluminación de acuerdo a la necesidad del momento, con ideal para cada situación. Empiece por imaginar todas las actividades que ocurrirán aquí, como desayunar o cenar en la barra, preparar los alimentos o leer el periódico, y después coloque las fuentes de luz de tal manera que sean en primer lugar útiles y luego confortables.

[tab:Iluminación]

Iluminación general

Lo esencial de en la cocina es que esté bien distribuida, sin dejar áreas oscuras, y que sea flexible, pudiendo concentrarla en un área específica cuando se requiera. Debido a lo anterior, considere instalar varios focos colocados a la misma distancia lo largo de toda la cocina, junto con iluminación adicional sobre las áreas de trabajo, barras y fregaderos.

Iluminación para tareas específicas:

Sobre la barra: Dado que lo mejor es colocar la luz directamente sobre la barra, instale allí una lámpara colgante con focos de halógeno.

Sobre y debajo de los gabinetes: Lo más adecuado es montar luminarios debajo de los gabinetes superiores, a fin de iluminar el área de trabajo principal. Coloque también algunas luces en el extremo delantero de la parte inferior de los gabinetes para iluminar bien las orillas de la superficie de trabajo.

• Sobre el lavabo: Lo mejor es instalar una fuente de luz directamente sobre el centro del lavabo.

[tab:Comedor]

Comedor

El área del comedor se usa actualmente para muy diversas actividades, por lo que su iluminación necesita ser útil no sólo para comer, sino también para muchas otras labores familiares, tales como la elaboración de las tareas escolares o la revisión de facturas.
Únicamente colocar un candelero colgante tradicional no siempre es la mejor solución, por lo que usted podría preferir un sistema de iluminación “en capas” para darle mayor flexibilidad al espacio completo.

Sobre la mesa: Ya que la mayor parte de la actividad en este espacio se centra en la mesa, asegúrese que ésta reciba una buena cantidad de luz. Primero instale un candelero con focos graduables, junto con dos lámparas empotradas de luz fija para brindar mayor intensidad. Estas últimas deberán estar direccionadas hacia las áreas de trabajo sobre la mesa. Así, el candelero parecerá ser la única fuente luminosa, pero tendrá mayor potencia en donde lo necesita. Al incorporar también lámparas de pie en el espacio, obtendrá otra “capa” de luz, misma que eliminará las sombras producidas por las lámparas superiores y el candelero en los rostros de quienes estén sentados a la mesa.

El candelero: El diámetro mínimo del candelero para casi cualquier comedor es de 20 pulgadas, pero no debe ser mayor a la medida del largo de la mesa menos doce pulgadas. Otro buen consejo es medir el ancho del espacio disponible en pies, y luego aumentar esa cantidad al doble, para determinar el diámetro ideal del candelero en pulgadas. Así, por ejemplo, un comedor de 12 pies de ancho deberá tener un candelero con un diámetro no mayor a 24 pulgadas.

Otras fuentes de luz: Como en cualquier otra habitación, tome en cuenta posibles fuentes de luz natural, y coloque algunos focos extra para acentuar la iluminación de obras de arte, gabinetes con piezas de porcelana o cerámica, y rasgos arquitectónicos de la casa.
[tab:Dormitorio]

Dormitorio

¡El dormitorio no sólo es para dormir! Este espacio vital necesita un sistema de iluminación flexible, que pueda cambiar de funcional a romántico para satisfacer las necesidades —y el ambiente— de cada momento especial.

• Luces de cama: Sirven tanto para la lectura nocturna como para iluminar su camino si necesita salir de la cama. Puede optar por colocar las tradicionales lámparas de buró, pero tal vez sea mejor instalar una serie de focos direccionales en el techo, mismos que pueden proveer luz directa para lectura (si este es el caso, asegúrese de instalar el switch de apagado y encendido al alcance de su mano en la cama). Otra buena opción consiste en montar lámparas con brazos flexibles en la pared, mismas que le permitirán enfocar la luz de lectura exactamente en el punto deseado.

Iluminación de techo y general: Un par de luces empotradas en el techo constituyen un buen complemento a las lámparas de lectura. Asimismo, considere equipar las ventanas del dormitorio con persianas, a fin de regular la entrada de la luz exterior y obtener mayor privacidad.

Luces decorativas y de ambiente: Las luces graduables en el dormitorio constituyen un toque especial y una gran forma de crear un ambiente íntimo. Una forma original de colocarlas es bajo una concha montada directamente en la pared.

[tab:Baño]

Baño

La consideración más obvia e importante de la iluminación para el baño es el evitar generar sombras que nos impidan ver nuestra cara y cuerpo con claridad. De esta manera, las luces más importantes deben estar colocadas cerca del espejo principal.

Luz para el arreglo personal: Necesitamos generar una iluminación uniforme, sin sombras, proveniente desde arriba y a los lados del espejo. Las fuentes de luz brillante con difusores traslúcidos o de vidrio proveen una buena cantidad de luz, pero asegúrese de no dirigir la luz directamente al espejo, a fin de evitar reflejos molestos.

Baños con grandes espejos: Si el espejo del baño tiene 36 pulgadas de ancho o más, use una luminaria de techo de al menos 24 pulgadas de ancho, o luminarias de pared montadas arriba del espejo. Otra buena opción es un foco  de tubo fluorescente, o de cuatro a seis focos ahorradores colocados a los lados del espejo.

Para obtener un “efecto glamour”: Utilice hileras de focos tipo globo a lo largo de toda la orilla del espejo.

Baños con espejos pequeños: Seleccione tres tipos de luces: Una en el techo, situada justo arriba del extremo delantero del lavabo, además coloque dos lámparas extra —preferiblemente de tipo colgante— a cada lado del espejo, aproximadamente a 60 pulgadas de altura y a una separación de 30 pulgadas.

Baños con techos altos: Las luces montadas en riel constituyen una buena opción para acentuar la iluminación en las áreas de la tina y la regadera.

• Baños de gran tamaño: En baños con una superficie de 100 pies cuadrados o más, es necesario instalar luces en el techo, además de las situadas en el espejo. En los baños pequeños resultan suficientes estas últimas.

• Otros tips: Las luces situadas alrededor del espejo deben estar dirigidas hacia la persona y no hacia el espejo, y el valor reflejante de las superficies que rodean al espejo debe ser de un 50% o mayor.

• La seguridad ante todo: Su propia seguridad debe ser la consideración más importante, por lo que toda lámpara o foco debe estar colocado de manera que evite el contacto directo con el agua o las manos mojadas. Se recomienda el uso de dispositivos específicamente diseñados para funcionar en ambientes de alta humedad.

[tab:END]
EntretenimientoPlus.com

Páginas relacionadas:
General Electric