Por - - 1 Comentario

Lejos de los mitos que condenan al helado, se ha demostrado que su consumo tiene más beneficios que desventajas. Incluir en la dieta diaria una porción de helado, representa grandes beneficios  y esta es una muy buena noticia para quienes se privaban de caer en su tentación por su intimidante fama. Una vez más, los mitos sobre ciertos están siendo desacreditados.

Helado. Foto: CC Flickr Daniel Martínez - Pintxo_dap

Foto: CC - Daniel Martínez Flickr Pintxo_dap

Consumo de helados, ¿bueno para la ?

  • Gracias a un nuevo estudio, se ha descubierto que el helado no engorda si se come de manera adecuada y que tiene numerosos beneficios por lo cual debe ser incluido en las comidas cotidianas.
  • Un reciente estudio estadounidense ha demostrado que el consumir helado ayuda a perder peso, fortalece los huesos, quema grasas, regula la tensión arterial, suaviza los dolores menstruales, previene las piedras en el riñón y vigoriza el sistema inmunológico.
  • El helado, contiene mucho calcio y eso hace que se quemen más calorías, de ahí su doble virtud.
  • Por un lado, se puede perder peso, por el otro se ejerce un efecto óseo protector.
  • A la mayoría de la gente hay que obligarla para que consuma con calcio, pero cuando se le dice que el helado contiene buenos niveles de calcio que el organismo necesita, y que no es un alimento que engorda, si se regulan las calorías, lo adoptan sin ningún inconveniente.
  • No se lo puede descartar ya que además contiene fibra, lípidos, proteína, minerales y aminoácidos, explica el médico argentino Bernardo Lafuente, quien en las dietas que prepara para sus pacientes incluye la ingesta de helado diario.
  • Estudios Investigadores de la Universidad de Harvard, Estados Unidos, han descubierto que el helado también reduciría el riesgo de infertilidad femenina.
  • El consumo de lácteos enteros beneficia la ovulación. En este estudio norteamericano, más del sesenta por ciento de las mujeres encuestadas informaron de infertilidad a causa de la anovulación que ha mejorado en varios casos con la ingesta de productos que contienen leche entera, como el helado.
  • Otro informe elaborado por diferentes catedráticos de nutrición españoles detalla las virtudes de este alimento y las conclusiones han sido plasmadas en el “Libro Blanco de los Helados”, editado por la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC).
  • “El helado no sólo es un postre sino que puede ser un complemento ideal de una merienda sana, parte de un almuerzo o de una cena”, asegura el español Juan Manuel Esparza, y agrega: “aporta vitamina B2, calcio y proteínas. Es un buen complemento si se lo degusta en su medida justa”.

Datos curiosos sobre el helado

  • La dinastía china Tang (800 A.C) utilizaba el hielo como alimento, al que mezclaban con frutas y néctares. De esta manera se creó el helado que luego Marco Polo, introdujo en Italia alrededor del año 1320.
  • La Asociación Internacional de Productos Lácteos informó que Nueva Zelanda encabeza el consumo per cápita de helado con un total de 26,3 litros.
  • En segundo lugar se halla Estados Unidos con 22,5 litros. Italia, Francia y España solamente consumen 6 litros al año por habitante. El único país de Latinoamérica que figura en el informe es Chile con una ingesta de casi 6 litros per cápita al año.
  • Resulta un consumo demasiado bajo, pero es consecuencia de la fama adquirida, ya que siempre el producto ha sido considerado erróneamente como responsable del aumento de peso, productor de caries, y contraproducente para digerirlo durante el invierno.

Beneficios del helado

  • Los helados con leche y de yogurt, cubren hasta un 15 por ciento de los requerimientos diarios de calcio.
  • Los helados artesanales tienen bajo contenido de grasa, un 6 por ciento.
  • Su consumo no daña la garganta ni el estómago. Se puede ingerir sin problemas en invierno.
  • Contiene proteínas y vitaminas.
  • Ayuda a cicatrizar y reducir inflamaciones en las amígdalas.
  • Fortalece los huesos y regula la presión arterial a través de su aporte de calcio.
  • Permite perder peso. Hasta 2 kilos por semana.
  • Es apto para diabéticos ya que la grasa que contiene retrasa la absorción de azúcar.

 

¿Cómo se hacen?

La fabricación de un helado está en la actualidad sometida a un minucioso y largo proceso para asegurar su calidad. Un control que comienza por las materias primas, básicamente leche o agua (según la base del helado), grasas (de origen animal o vegetal), azúcar y huevo. Porcentajes que varían según la base: en los helados de crema o de leche suele haber entre un 8 y 10% de leche (generalmente, en polvo), entre un 16 y 21% de azúcares y entre un 5 y 12% de grasas (que pueden ser de origen animal o vegetal). A lo que hay que añadir un porcentaje muy variable de huevo -cuando se añade-, que proporciona ovoalbúmina (la proteína de la clara) y además aterciopela la textura y lo hace más blando.

En los sorbetes o helados de agua, sin embargo, la leche, las grasas y el huevo son sustituidos por jugos o aromas de frutas conservando, eso sí, los azúcares que dan aporte calórico y volumen y las vitaminas propias de las frutas utilizadas.

 

EntretenimientoPlus.com
Cultura + tech + entretenimiento