Por - - 1 Comentario

El paso de los años no es lo único que causa el envejecimiento de la piel: la exposición a los rayos de sol y los diferentes tipos de luces –lámparas, pantalla del computador–, y la falta protección solar, hacen que se envejezca de manera prematura y que aparezcan las terribles manchas. Eso sin contar con otros factores como los genéticos, el embarazo, alteraciones hormonales, deficiencias de nutrientes y vitaminas, así como el uso de cosméticos con alto contenido de alcohol. Estas alteraciones en la coloración de la piel son producidas por la hiperactividad de los melanocitos.

Si bien es cierto que el sol es fuente de vitamina D y ayuda a prevenir enfermedades como la osteoporosis, al exponerse en exceso y sin protección la piel es afectada por los rayos solares que penetran en la epidermis, estimulando la producción de los melanocitos y produciendo manchas, envejecimiento prematuro y cáncer de piel.

Fotorrejuvenece tu piel

Cuando el sol y los diferentes tipos de rayos ya han hecho estragos en la piel, el tratamiento más adecuado es la Luz Pulsada del Lumenis One, que reduce manchas en rostro, escote y manos. Según explica el médico estético Alejandro , “el avanzado sistema de Luz Pulsada proyecta longitudes de onda de luz a través de una punta de zafiro hacia la piel, que es absorbida superficialmente por los capilares dañados y las pigmentaciones oscuras, destruyendo el exceso de melanina culpable de la aparición de manchas. Además, minimiza los poros y produce nuevas fibras de colágeno, fotorrejuveneciendo la piel”.

Es un procedimiento seguro y efectivo: basta con realizar de tres a seis sesiones –según el diagnóstico de cada paciente–, una cada mes. Se puede practicar sin temor ni riesgos cuando empiezan a aparecer los primeros signos de envejecimiento. Para mantener los excelentes resultados, se debe evitar la luz directa del sol durante tres meses después de haber finalizado el tratamiento, y aplicar por lo menos dos veces al día el protector solar indicado para su piel.

Otra efectiva alternativa para combatir los signos del fotoenvejecimiento es la Terapia Fotodinámica, realizada con el ácido aminolevulínico que es captado por las células anormales de la piel; su efecto es potencializado y activado por la Luz Pulsada del Lumenis One, que elimina las células dañinas y envejecidas. “Es la forma ideal para hacer un fotorrejuvenecimiento, que además erradica lesiones cancerígenas en la piel; se debe realizar una vez al mes”, afirma Luis Miguel Zabaleta, dermatólogo de .

En casa se deben incluir diariamente productos antioxidantes, reparadores y protectores de la piel y, preferiblemente en la noche, despigmentantes no agresivos. “El kit ideal para disminuir las manchas y prevenir la aparición prematura de los signos de envejecimiento facial, debe tener un limpiador suave antioxidante, clarificante con vitamina C, emulsión rehidratante, protector solar SPF 57 y una emulsión despigmentante. Y para las mujeres no debe faltar el maquillaje con filtro solar. Estos productos siempre deben ser indicados por un médico”, afirma el especialista.

Adquirir nuevos hábitos de cuidado y protección para la piel es la mejor forma de prevenir las manchas. Por eso, a diario, es importante protegerse con filtros y bloqueadores para evitar que aparezcan nuevas manchas y deterioro de la piel. Los expertos recomiendan productos con un factor de protección solar (FPS) de al menos 30 y reaplicarlo varias veces al día. El número del FPS (o SPF por sus siglas en inglés) representa el nivel de protección contra quemaduras del sol que proporciona la pantalla solar. Un FPS 15 bloquea un 93 por ciento de los rayos UV que causan quemaduras; un FPS 30 bloquea un 97 por ciento. Los productos con la etiqueta de espectro amplio bloquean la radiación UVB y UVA.

También es aconsejable usar sombrero, anteojos con protección contra rayos UV y limitar la exposición directa. Cabe recordar que la mayor intensidad del sol se registra entre las 10 a.m. y las 4 p.m